Valores

Nuestra Visión

Ser reconocidos como el partido chileno representante de los valores libertarios, democráticos y promotores de una transformación cultural hegemónica.

Nuestra Misión

Somos un partido político chileno en formación de carácter libertario. Dentro de la organización buscamos defender y promover los tres derechos fundamentales para el ser humano: vida, libertad y propiedad. Asumimos como un deber formar y organizar individuos para difundir nuestros valores.

   

Nuestros Valores

Dignidad humana: La concepción del individuo como la minoría más importante dentro de la sociedad es la piedra angular de la política libertaria. Todas las políticas deben ser realizadas con un enfoque a mejorar el bienestar humano. El ser humano no debe ser visto ni tratado como un medio en beneficio del Estado, ni en beneficio de otros seres humanos. Todo lo contrario, el Estado existe en función del bienestar y la protección de las personas. Cada individuo es distinto y, por lo tanto, tiene capacidades, posibilidades, aspiraciones, metas preferencias y personalidades distintas. Esa individualidad y diferencia del ser humano debe siempre ser respetada.


Reconocemos la igualdad ante la ley como la única justa.

Todas las políticas deben ser realizadas con un enfoque a mejorar el bienestar humano. El ser humano no debe ser visto ni tratado como un medio en beneficio del Estado, ni en beneficio de otros seres humanos. Todo lo contrario, el Estado existe en función del bienestar y la protección de las personas. Cada persona es distinta y, por lo tanto, tiene capacidades, posibilidades, aspiraciones, metas preferencias y personalidades distintas. Esa individualidad y diversidad del ser humano debe respetarse siempre.

Reconocemos a la propiedad privada como fuente del desarrollo e iniciativa individual, y como derecho inalterable que debe ser salvaguardado y protegido por la ley.

Reivindicamos a la sociedad civil como actor principal de auxilio voluntario entre personas para generar un cuerpo social colaborativo en función de una sociedad libre y próspera.

Así como las personas que vivimos en sociedad tenemos derechos inherentes e inalienables, también tenemos responsabilidades inherentes e ineludibles.

Creemos firmemente que la integración del conjunto de la sociedad en todos los aspectos de la vida civil es lo que permite una representatividad política respetuosa entre los elementos que la componen.